RECUERDOS DE SECUNDARIA

Sólo unos cuantos posters colgados en la habitación nos sumergían en el hermoso mundo del rock, pero podíamos estar tardes enteras junto al grabador pasando los mismo cassettes magullados de tantas grabaciones superpuestas, una y otra vez. Algunas veces algún dealer realizaba una expedición hacia La Plata y así conseguíamos nuevo material musical.
Mi encuentro con Marce había ocurrido los primeros dias de clases del segundo año y sólo unos días tardamos en hermanarnos por medio de la foto que ilustraba mi carpeta, obviamente eran los ramones. En poco tiempo pergeñamos armar una banda, más después de ver en vivo a Loco Ozzy (banda fundacional del rock florense) donde supimos entender que podíamos hacerlo y por más que esa noche volaba de fiebre no podía pensar en otra cosa. Lo demás fue sencillo juntarse largas noches inventando dulces sueños con nuestros héroes. En adelante junto a sucios bastardos, luego llamados secuela seriamos los encargados de hacer sonar los primeros acordes que despertaban del letargo a una ciudad dormida y le mostraban en las narices lo que era el rock.
A nuestro delirio debíamos sumarle un baterista. Ningún otro nombre sobrevolaba mi cabeza más que el de Mauri, sin saber si tenía aptitudes y ganas, pero sabiendo que era un gran amigo no podia negarse a tal aventura.
El puesto de cantante fue algo mas complicado, pero enseguida salí en busca de Mario, otro amigo de toda nuestra corta vida y de la cual el secundario nos había alejado un poco. Fue integrante durante el primario de cuanto coro se cruzara por el colegio y estábamos convencidos que su perfil extrovertido, que ninguno de nosotros poseía, ayudaría en ese rol. El puesto de manager quedó en manos de luchi, no porque fuera habil en el tema, sino porque era una de los pocos que contaba con teléfono fijo. Obviamente en esos remotos tiempos ni asomaba la telefonía celular. Después de buscar mil nombres para nuestro proyecto, llegó a la punta de nuestra lengua del modo menos sospechado, Marce fue víctima por esos días de un agudo ataque de pancreatitis y ya no quedaban dudas de que era una señal. PUNKREA ya se había formado aún sin instrumentos y sin la mínima noción de como ejecutarlos, pero nada nos detenía. En nuestra búsqueda desesperada de una batería, tras preguntar a varios conocidos donde podíamos conseguir una en nuestro pueblo, terminamos en las puertas mismas de una casa de acumuladores .De más está decir que el rock estaba muy lejos del idioma cotidiano de aquel lugar.
Imaginábamos guitarras eléctricas distorsionadas a todo volumen, aunque solo teníamos unas criollas heredadas. En mi caso, de mi hermana en su frustrado paso por el camino del arte y con el recuerdo de algunos acordes aprendidos a desgano en alguna clase para sacarnos de la calle por un buen rato. Hartos ya que en las radios nunca sonaran las bandas de nuestro gusto, excepto las noches de tormentas que podíamos sintonizar rock n pop, matábamos el tiempo escuchando a orillas de la laguna, en el Taunus del loco: «algo para Recordar», conducido por Mochin Marafioti. El programa se basaba en música de nostalgia de los años 50’s & 60’s, donde conocimos algunas versiones de grandes temas traducidos de un modo algo patético por el club del clan.
Costo mucho poder equiparnos pero al fin lo hicimos y empezamos a sonar más dignamente, nuestra sala de ensayo comenzó siendo el lavadero de mi casa, al que acudían todo tipo de personajes, atendidos muy cordialmente por Ascari (mi papá).Muchos por curiosidad ante esta novedad, aunque no lo crean en esos tiempos tener una banda de rock aún lograba brotar esos sentimientos, y muchos otros arrastrados de veras por esta corriente.
Luego nos exiliamos a el quincho de la casa de marce de forma definitiva, donde Humberto (papá de marce) aleccionaba a los chicos en matemáticas, nosotros tomábamos estrictas lecciones de punk rock diariamente. Salíamos corriendo del colegio sólo para ensayar y habíamos olvidado las tardes de ir a patear.
Además pudimos grabar nuestros temas aunque sólo sobrevivió NENA TE QUIERO, ya que por un mal entendido con el estudio las pistas fueron borradas del disco, al cual íbamos a llamar Placentero tratamiento.
Si bien Punkrea duró sólo un par de años y realizó un puñado de presentaciones en vivo, incluyendo una en la ciudad de La Plata, fueron de los momentos más felices que me ha tocado compartir entre amigos junto a la música, quedando en mi recuerdo un punk rock adolescente de flequillos y camperas de cuero en alabanza a nuestros verdaderos dioses, a pesar de que todos supimos asistir religiosamente al mismo colegio católico.
Estas pocas líneas son el verdadero espíritu de la música, el lugar donde el tiempo no pasa y las leyendas se fortalecen.

PUNKREA: Marce (bajo), Mauri (batería),Mario (voz) y Juampi (guitarra)
Escribió: Juampi Medrano marzo 2011

WARNING!!! como estara esta gente despues de 13 abriles

Posted by Juampi X Vero on Monday, February 14, 2011

PUNKREA, VOLAR (Embajada Boliviana)

Posted by Juampi X Vero on Monday, February 14, 2011

PUNKREA/Fumi es una punk rock+Nena te quiero (1998)

Posted by Juampi X Vero on Friday, February 11, 2011

PUNKREA: Un extraño en tu hogar (TODDA-TODDA) 1998

Posted by Juampi X Vero on Tuesday, February 8, 2011

PUNKREA 2011

Pudimos hacer lo imposible, detener el tiempo.

Posted by Juampi Medrano on Monday, June 20, 2011